Pasar al contenido principal
23 Mayo 2024

Kaquita, una heroína ambiental de la serie de Frailejón Ernesto Pérez

Palula García Periodista digital
Imagen principal
¿Cuántas veces al día vas al baño en promedio y cuánta agua innecesaria gastas en cada descarga del sanitario? Aprendamos a aprovechar nuestros propios residuos, a ahorrar agua y mantenerla más limpia.

Akamu es una iniciativa que promueve el saneamiento ecológico con el uso de baños secos, biofiltros y el manejo integral de residuos. Katalina, más conocida en el medio ambiental como Kaquita, es la heroína del segundo capítulo de la serie Frailejón Ernesto Pérez  y el Acecho de las Sombras Siniestras. Hablamos con ella para que nos contara un poco sobre este personaje que ha creado y sobre el impacto positivo para el planeta que tiene el uso de los baños secos.


AKAMU es la iniciativa de la heroína ambiental Kaquita

En el 2020 Kaquita surgió como personaje con la intención de darle una identidad única a la marca AKAMU y generar una línea pedagógica que permitiera que las personas del común conozcan y usen los baños secos, de una manera segura y responsable. Su objetivo es  crear conciencia sobre el potencial de los desechos humanos como recurso para actividades como la reforestación de suelos y prácticas agrícolas. Al integrar las heces y la orina en estos procesos, Kaquita resalta la importancia de un enfoque más responsable y respetuoso con el medio ambiente en la gestión de residuos.

Kaquita busca recordar que los desechos humanos, específicamente las heces y la orina, pueden ser utilizados de manera beneficiosa en lugar de simplemente ser desechados y olvidados. A través de la construcción y diseño de sistemas secos y sanitarios, Kaquita promueve la reintegración de los desechos humanos en el ciclo natural, contribuyendo a la preservación y mejora del medio ambiente.

Katalina, quien personifica a Kaquita tiene como profesión el trabajo social, le gusta pintar, cocinar y tiene una huerta en la que cultiva plantas hierbas aromáticas para producir medicinas naturales para mujeres.

⭐​Mira en RTVCPlay Frailejpon Ernesto Perez y el Acecho de las Sombras Siniestras
 

¿Cómo funcionan los baños secos?


El baño seco no utiliza agua para su descarga; se utiliza un material secante, que se aplica en cada uso y que elimina el olor y el riesgo para la salud humana, se usa principalmente aserrín, tierra o ceniza, cualquiera disponible que haga el efecto de eliminar la humedad de los desechos.
De acuerdo con Maly Puerto, investigadora de la serie de Frailejón Ernesto Pérez, la contaminación del agua por heces fecales humanas es un problema de gran magnitud que, a pesar de contar con soluciones tecnológicas desde hace mucho tiempo, persiste debido a la falta de voluntad, el desconocimiento y, especialmente el tabú y  el prejuicio que generan estos desechos. Si imaginamos la llegada de extraterrestres a nuestro planeta, quienes presenciaran la utilización de agua potable para arrastrar nuestros residuos orgánicos por kilómetros, manteniendo ríos y canales sucios dentro de las ciudades para luego tratarlos de la manera más costosa, seguramente nos considerarían locos.


Esta situación se ha desarrollado a lo largo de la historia, donde soluciones como los alcantarillados romanos se implementaron culturalmente para responder a necesidades apremiantes que causaban enfermedades y malos olores. 


Aunque los baños secos son una solución muy efectiva en cuanto al uso del agua. Requieren un manejo adecuado de heces y orina para evitar olores y controlar patógenos. Correctamente manejados, permiten recuperar estos desechos por su valor nutricional para el suelo. 
Estos son algunos de sus beneficios: se disminuye la presión sobre los recursos hídricos y se protege su disponibilidad para otras necesidades; la reutilización adecuada de los lodos y el agua de la orina evita su disposición en vertederos, reduciendo la contaminación del suelo y las aguas subterráneas; los lodos y el agua de la orina tratados pueden convertirse en valiosos fertilizantes naturales, aportando nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas y mejorando la salud del suelo; el manejo de aguas residuales domésticas puede generar ahorros significativos en los costos de tratamiento y disposición de residuos.

Kaquita AKAMU ambiental


⭐​Algunos consejos de Frailejón Ernesto Pérez para cuidar el agua

Además de los baños secos existen otras alternativas:

 
Sanitarios con arrastre de agua potable: Son como los sanitarios comunes, pero con alternativas más eficientes que usan presión de aire con agua o botones para diferentes tipos de descarga, reduciendo el consumo de agua potable.
Sanitarios que aprovechan agua de otras fuentes: Recuperan agua de lluvia, ducha o lavamanos para su uso en el baño.


¿En un país como Colombia es posible que más personas se unan al estilo de vida?


Kaquita está convencida de esta posibilidad, especialmente en las zonas rurales. En las ciudades es muy importante generar conciencia acerca del uso del inodoro y de la forma en la que podemos hacer un consumo responsable del agua. En las Américas, 83 millones de personas no tienen acceso a un baño digno, este es el equivalente a la población de Colombia y Perú juntas.
 

La orina humana y el biosolido generado en un baño seco pueden reincorporarse para fertilizar suelos y cultivos debido a su contenido de nutrientes, ya que la orina de una persona de un año, puede fertilizar 400 metros cuadrados de tierras. En países como Francia y Estados Unidos se comercializa legalmente fertilizante a partir de orina humana. 
 

Es fundamental que los lodos y el agua de la orina reutilizados se traten adecuadamente para eliminar patógenos y garantizar su seguridad para el uso agrícola o ambiental. La economía circular para aguas residuales domésticas representa una gran oportunidad para reducir el impacto ambiental, optimizar el uso de recursos hídricos y generar valor a partir de los residuos.
 

La propuesta de Kaquita ya se aplica en algunos hostales o glampings aunque enfrenta el rechazo en la mayoría de los hogares, incluso en zonas rurales, debido al prejuicio; sin embargo, si Imaginamos ciudades donde las heces fecales y la orina no lleguen a los ríos, la contaminación disminuiría muchísimo, permitiendo incluso la presencia de peces, aves y la posibilidad de bañarnos en estas aguas.

La orina humana y el biosolido generado en un baño seco pueden reincorporarse para fertilizar suelos y cultivos debido a su contenido de nutrientes, ya que la orina de una persona de un año, puede fertilizar 400 metros cuadrados de tierras. En países como Francia y Estados Unidos se comercializa legalmente fertilizante a partir de orina humana. 
Es fundamental que los lodos y el agua de la orina reutilizados se traten adecuadamente para eliminar patógenos y garantizar su seguridad para el uso agrícola o ambiental. La economía circular para aguas residuales domésticas representa una gran oportunidad para reducir el impacto ambiental, optimizar el uso de recursos hídricos y generar valor a partir de los residuos.
La propuesta de Kaquita ya se aplica en algunos hostales o glampings aunque enfrenta el rechazo en la mayoría de los hogares, incluso en zonas rurales, debido al prejuicio; sin embargo, si Imaginamos ciudades donde las heces fecales y la orina no lleguen a los ríos, la contaminación disminuiría muchísimo, permitiendo incluso la presencia de peces, aves y la posibilidad de bañarnos en estas aguas.
 

Un mensaje de Kaquita para los niños y las niñas que quieren ser héroes y heroínas ambientales
Invito a todos los niños y niñas a convertirse en héroes y heroínas desde sus entornos más cercanos; protegiendo el agua, y generando conciencia. Los invito a repensarse las diferentes formas en las que podemos lograr que los desechos y residuos sean aprovechables


⭐​Ideas de los niños y las niñas para cuidar el planeta 
 

Si tienes curiosidad o dudas sobre esta iniciativa de Kaquita, puedes contactarla para ampliar la información. Encuéntrala en @akamuecosan en todas las redes sociales o escribe al correo akamu.col@gmail.com.