Blog

Aprende y diviértete

¿Cómo hacer compostaje en casa? 5 pasos para transformar tus residuos orgánicos en abono

Mar, 19/05/2020
Compartir:
Tu voto fue 1. Total votes: 3

En estos días en los que pasamos tanto tiempo en casa tal vez te hayas percatado de la cantidad de basura que los seres humanos producimos. Pues bien, una buena noticia que tenemos para ti es que ¡no todo es basura realmente! Lo que pasa es que muchas veces no sabemos cómo separarla o cómo aprovecharla para no enviar tantos desechos a los rellenos sanitarios.

---> Mirá esto: ¿Qué se recicla y qué?

Una de esas estrategias, que a la vez es bastante mágica, es hacer compostaje casero para que las cáscaras de las frutas y las verduras, los residuos de jardín y el papel no vayan a la basura sino que vuelvan a la tierra para transformarse en abono para las plantas. Interesante, ¿verdad? 

 

El dato: Compostando puedes reducir el 60% de tus residuos (si reciclas lograrás reducirlos en un 90%). Juntos son basura pero separados se pueden aprovechar.

¿De qué se trata el compostaje?

El compostaje es la descomposición de la materia orgánica que ocurre gracias a la presencia de oxígeno y al trabajo de bacterias, hongos, otros microorganismos y pequeños insectos. Hay muchas manera de hacerlo, –incluso con presencia de lombrices y de insectos grandes–, pero la ventaja es que para llevarlo a cabo en casa solo necesitamos unos minutos extra de tiempo y un espacio con buena ventilación y sombra para ubicar el recipiente, ¡el resto lo hace la naturaleza!

El dato: Con 100 kg de residuos orgánicos se obtienen entre 30-40 kg de compost, algo menos de la mitad del material inicial. El resto se evapora en forma de vapor de agua y CO2.

¿Qué se puede compostar?

Los materiales que se pueden compostar en casa se dividen en dos grupos:

a) Residuos frescos:

  • Residuos de fruta y verdura
  • Restos de jardín (hojas, flores, etc.)
  • Borra de café y bolsitas de té*
  • Cáscaras de huevo

*Si los pones a secar los puedes utilizar como residuos secos.

→ Compostar moderadamente: Restos de comida cocinada como arroz, pasta, pan, vegetales.
¡No compostar!: Carnes, lácteos, grasas y aceites, plásticos, metales, heces.

 

b) Residuos secos:

  • Hojas secas, ramas, aserrín y pasto
  • Tierra
  • Papel, periódico y cartón sin recubiertas brillantes, adhesivas o plásticas
  • Servilletas sin grasa
  • Cajas de huevos

Compostaje casero paso a paso:

1. Elige un recipiente para que sea tu compostera

 Puede ser un balde, una caja de frutas, una maceta o una caja organizadora de plástico. Lo importante es que elijas un material que no se vaya a dañar a causa de la humedad que se generará dentro de la compostera, que tenga una tapa para evitar los mosquitos y que permita la oxigenación del contenido.

Una idea que nos ha funcionado es ponerle al recipiente una tela como tapa y asegurarla con un caucho.

 

2. Recolecta tus residuos frescos y secos y pícalos muy pequeños

Reducir el tamaño de los dos tipos de residuos ayuda a que los microorganismos puedan descomponerlos más rápido.

A continuación te damos algunos tips para esta etapa:

Ubica un tarro con tapa en la cocina para que, cada vez que en casa pelen o piquen algo, depositen allí las cáscaras y, apenas se llene, las procesen para incluirlas en la compostera. Es buena idea guardarlo en la nevera para que no atraiga mosquitos.

Las pepas de aguacate y de mango toman más tiempo en descomponerse debido a su tamaño y dureza. Lo que puedes hacer es rayar la pepa de aguacate y dejar secar la pepa de mango para rayarla también.

Si la licuadora de tu casa lo permite, puedes licuar algunos elementos con un poquito de agua.

Utiliza unas tijeras para trocear los residuos secos. Suele pasar que estos residuos son los más difíciles de generar en casa al mismo volumen de los orgánicos, así que puedes conseguir aserrín para este objetivo.

 

3. Introduce tus residuos en la compostera cuidando que la proporción de material húmedo y seco sea la misma.

La primera vez que hagas el proceso debes armar una buena capa de material seco, después agregar el material húmedo y finalizar con otra capa de material seco, como si se tratara de una lasaña.

*Un tip: Cuando el material que está dentro de una compostera está bien balanceado y cuenta con la humedad adecuada, esta no presenta mal olor. La borra de café es un elemento que también permite que el material no huela mal.

 

4. Tapa tu compostera y ubícala en un lugar con sombra en el que reciba buena corriente de aire

Los microorganismos que estarán trabajando en la compostera necesitan oxígeno y un entorno húmedo para mantenerse vivos, por eso es muy importante que no le dé el sol.

 

5. Vuelve a agregar tus residuos según los ritmos de tu casa (puede ser diario o una vez por semana).

A partir de la segunda vez que agregues residuos ten en cuenta que:

  • La proporción de material seco y húmedo debe ser la misma.
  • Una vez agregues tus residuos orgánicos debes revolver todo el material (utiliza un guante o una pala para esto) para que se oxigene. Finaliza siempre con una capa de material seco.
  • Cuando estés revolviendo aprovecha para revisar la humedad del material: coge un un puñado y apriétalo para comprobar que se generen un par de gotas nada más. Si está muy mojada revuélvele material seco antes de la última capa.
  • Si al revolver el material sientes que está caliente ¡es una buena señal!, como parte del proceso que realizan los microorganismos la temperatura de la compostera tiende a subir.
  • Aunque no huela mal, la compostera estará generando gases así que puedes usar tapabocas para evitar respirarlos.
  • Cuando llenes un recipiente puedes pasar este material a etapa de maduración antes de utilizarlo como compost, es necesario revolverlo al menos una vez por semana y agregar un poco de agua si se ve seco.

 

 

 

¿Cómo saber si tu compost está listo para usarlo en las plantas?

Durante el proceso es probable que algunas semillas empiecen a germinar, esto indica que tu compost es muy nutritivo. Puedes extraerlas y plantarlas para verlas crecer.

Después de un mes y medio a dos meses aproximadamente vas a tener compost joven y lo reconocerás porque:

  • Es color café oscuro
  • Huele a tierra húmeda
  • Casi no se reconoce ningún residuo
  • Su textura es granulada, algo suelta, esponjosa y húmeda

Recuerda que el compost es un fertilizante natural muy nutritivo, por lo que al agregarlo a las plantas debes tener cuidado de no tocar los tallos directamente y de mezclarlo con tierra o sustrato para no quemar la planta.

En realidad el proceso es muy fácil y el aporte al medio ambiente y a nuestras plantas es enorme. Anímate a experimentar la satisfacción de reducir los desechos de tu casa y date la oportunidad de maravillarte con este increíble proceso de la naturaleza. ¿Estás listo para empezar a compostar?

 

También te puede interesar:

 Etiquetas:

Dónde ver Mi Señal

DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
11
ETB
266
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
21
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
13
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
24
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
24
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
23
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
23
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
128
En HD: 1128
UNE
23
TDT
Tambíen estamos en TDT
DirecTV
137
En HD: 1137
Movistar
153
En todo el país
Claro
21

Contenidos Relacionados